El Romanticismo literario

 

    El Romanticismo es un movimiento artístico que se desarrolla en Europa a finales del siglo XVIII, y que llega a España a principios del XIX con los intelectuales exiliados que regresan al país tras la muerte del monarca absolutista Fernando VII (1933).

    El Romanticismo supone una actitud ante la vida. El ser humano, insatisfecho se refugia en su propio yo, en su intimidad, sentimientos, emociones y sueños. Nadie puede imponer normas que coarten su libertad, y se resiste a poner límites a su imaginación. Junto a lo corriente y habitual, existe lo excepcional y lo extraordinario, por lo que no basta sólo la razón para explicar la complejidad de la vida y la naturaleza.

    El romántico no encuentra su lugar en el mundo. Su descontento con el presente hace que crea que en el pasado se encuentren los auténticos valores de los pueblos. Choca con una realidad hostil que no responde a sus ilusiones, y el desengaño y el pesimismo le causan un estado de gran confusión que en ocasiones le lleva al suicidio. Es lo que se denominó "mal del siglo".

La literatura Romántica

El espíritu romántico se plasma en distintas artes, especialmente la música, pintura y literatura.